Series para mejorar resistencia anaeróbica y ganar velocidad

Las series, o repeticiones de una distancia a una intensidad de fuerte a máxima, ayudan a acostumbrar al cuerpo a los efectos negativos del lactato. Correr las series a distintas intensidades conseguirás adaptar el cuerpo a diversas situaciones que puedes encontrar en carrera -adelantamientos, cuestas, bajadas…-.

A partir de esta temporada he decidido hacer entrenamientos de calidad. Suena raro que no los hubiera hecho antes cuando empecé con el trail, pero es que acabé bastante harto en mi temporada de triatlones.

Pues bien, vuelvo a las andadas y esta vez para mejorar potencia anaeróbica. He hecho series cortas a full sprint, de 500m. Haciendo series uno mejora tanto velocidad como la capacidad de adaptarse en esos momentos que es necesario hacer un cambio de ritmo, como por ejemplo adelantamientos. Pero hay que escoger bien qué tipo de series queremos hacer, no todo es ponerse a correr a tope distancias cortas.

Todos tenemos un ritmo de competición y este será el punto de referencia para realizar nuestras series. Así que según la intensidad que apliques en las series conseguirás unos efectos u otros:

  • Intensidad similar al ritmo de competición: se trabaja a nivel aeróbico. Distancia de 2Km a 5Km a este ritmo y algún cambio de intensidad.
  • Intensidad superior al ritmo de competición: pero sin llegar al máximo posible. Se trabaja capacidad anaeróbica con distancias menores a los 2Km quemando más lactato.
  • Intensidad muy superior al ritmo de competición: llegando al máximo de las posibilidades del corredor. Se trabaja más la capacidad de resistencia en anaeróbico con distancias muy cortas ,de máximo unos 500m. Se quema y se libera más lactato ayudando a acostumbrar nuestro cuerpo a resistir su efecto fatigante -esos momentos en que los músculos queman-.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *