En las subidas hay que ir de puntillas

En los últimos 40km de salida por montaña he ido practicando la técnica de bajada y subida. En cuanto he “dominado” la bajada me he centrado en la subida, y esto es lo que aconsejo tras las pruebas y otros consejos recibidos.

En la entrada en la que aprendí cómo subir y bajar describí que debe hacerse con pasos cortos. Lo que he probado en las subidas, y pienso seguir haciéndolo, es ir de puntillas.

Antes lo hacía con la planta media/delantera, pero hacerlo con solo la parte delantera -parte metatarsiana del pie- ayuda a marcar el paso, levantar las piernas, relajar talón y tirar de cuádriceps. Una mezcla perfecta para conseguir un buen resultado esfuerzo/desgaste energético.

Ir de puntillas facilita un levantamiento de pierna, lo que supone poder ir más rápido ya que se hace una zancada más larga. La contrapartida en subida y zancada larga/pierna alta supone subida de pulsaciones exponencialmente. Se trata de encontrar el ritmo de cada uno, más bien tirando a pasos cortos. Por ahora la zancada larga en subida la utilizo para entrenar piernas y pulsaciones, quien sabe, quizás en una carrera me juegue el puesto en una subida :p

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *