En las bajadas hay que tirar el cuerpo para atrás (no demasiado)

De vuelta de la última salida de 16km me sorprendí al ver que en las bajadas iba a un ritmo de 3minutos y 26segundos. El mejor ritmo que he llevado en bajada hasta ahora. Y eso que fui reservado en todo momento, intentando no castigar demasiado las rodillas. Mi mayor temor es una lesión en las rodillas, algo que a algunos amigos les ha hecho tener que retirarse de este deporte.

Esta vez utilicé el consejo sabio de un colega trailer: “cuando bajes tira la espalda para atrás”. Y así lo hice. En cada una de las bajadas tiré el cuerpo para atrás. Automáticamente el centro de gravedad se equilibra, el peso se desplaza de las rodillas a los cuádriceps y otros músculos y todo empieza a fluir. Hacerlo reparte la fuerza e impacto y la bajada es menos violenta. Cuidado, la cuestión no es tirar el cuerpo para atrás del todo, sino que quede alineado con las piernas, no hay que sentir tensión. Tirarlo demasiado para atrás puede provocar lesiones, sobretodo en la espalda.

Otra cosa que se corrigió al tirar la espalda para atrás fue la pisada. En el momento que inclinaba mi torso hacia atrás noté que las rodillas subían un poco más, la zancada se estiraba un poco más -algo controlable- y la pisada se centraba en la parte media y delantera -la punta-.

La verdad es que me sorprendió el conseguir bajar sin dolores en las rodillas, notar cómo los cuádriceps se llevaban la mayor parte y además hacerlo a un ritmo más rápido, de forma natural y sin forzar la máquina. A partir de ahora, torso para atrás en las bajadas (sin pasarse) 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *